Obra en la Obra

Enrique Rivarola

Una obra fotográfica debe hablar por sí misma.
Es una huella de lo que esta, de lo que vemos o percibimos, de lo que pasa, de lo que a uno le pasa.
Se siente, se piensa, se vive.

En esta Muestra se ha realizado un trabajo sobre Obras.
Es una Obra fotográfica sobre otras Obras.

En la Sala 1 están las "obras" sobre "obras de otros artistas”, fotógrafos, escultores, pintores.
Son mis fotos de las fotos que otro preparo, como si fueran "fotos fotografiadas" o "fotos robadas".
Tanto en Lujan, como en el Zócalo de Méjico DF o en NYC fotógrafos "de calle" o profesionales prepararon una escenografía para su obra, o publicidad, o un casamiento.
Y yo al observar, a veces como un mirón, veo y gozo, y disparo con mi cámara. Y a veces tengo que disparar corriendo.

Otras veces dejo mi mirada sobre la obra de un artista, como la escultura del Ing. López, de Charly Montalvo.
Aquí el trabajo fue jugar con la tan relativa creencia de que la fotografía es prueba, documento, imagen o representación verdadera de lo que esta o de lo que es o de como es.
De lo real.
El mismo día con diferencia de minutos, López inmóvil, cambia su personalidad dependiendo de cómo lo miremos. O como queramos "mostrarlo".

En la Sala 2 esta la Obra fotográfica sobre mis Obras de Construcción.
Esta, ya una obsesión, me persigue desde hace mucho. Y se recrea sin límite.
Es quizás una vana búsqueda de captar la esencia de esos objetos o partes, dentro de su fuerza o belleza, de su ambigüedad.
O llegar a su estructura, o a su orden.

Al entrar o salir de la Muestra vemos una obra fotográfica de una obra de construcción para restaurar la Cúpula del Teatro Colon.